Los hombres de verdad SI lloran

Si, los hombres de verdad SI  lloran; así como las mujeres de verdad vamos al baño, tenemos flatulencias, y  eructamos fuerte cuando nadie nos ve, es así.

Es muy atractivo para las mujeres ver a un hombre fuerte, que tenga la capacidad de protegerte y cuidar de ti cuando lo necesitas; la fuerza de un hombre nos proporciona tranquilidad. Pocas cosas son tan sexys como que un hombre te diga: “deja que yo lo hago” derretida en 3,2,1…    Pero no podemos negar que ver a un hombre llorando es uno de los espectáculos más tiernos que hay. Es como ver a un gatito bebé jugando con su colita, sencillamente te enternece.

Pero aparte de toda la ternura que pueda causar un hombre que llora, está también el hecho de que los hombres que lloran tienen muchas ventajas, aquí te regalo cinco de las más resaltantes para mí:

1. Los hombres que lloran son empáticos

La empatía es la capacidad de ponerme en los zapatos de la otra persona. En una relación sea cual sea, la empatía es fundamental y muy necesaria. Es horrible tener una relación con alguien que no puede siquiera hacer el esfuerzo por entender y aceptar las emociones que como mujer sientes. ¿Te ha pasado de llorar con alguien que se queda como un palo ante tus lágrimas? Yo tengo un amigo que cuando ve a una mujer llorando se desespera, es como si colapsara y comienza a hacer un millón de cosas para evitar que llores, como si las lágrimas tuvieran que resolverse. Es muy tierno ver que quieran ayudar, pero no es un lugar donde te sientas segura para expresarte, y corrígeme si miento, pero para nosotras es vital poder expresarnos.

 

2. Los hombres que lloran son inteligentes emocionalmente

Una persona inteligente emocionalmente sabe reconocer sus emociones y manejarlas. Obviamente no tenemos esta capacidad el 100% del tiempo, hay cosas que de verdad nos hacen colapsar pero si no puedes derramar una lagrimita cuando te ha pasado algo que te hace sentir realmente triste, pues lamento decir que hay un problemita que es necesario ver.

Un hombre que llora sin necesidad de que lo taclees para que exprese sus sentimientos está conectado con sus emociones de forma natural, no tiene que buscar en el fondo de su alma para saber que siente porque puede saberlo basado en lo que está ocurriendo.     

3. Los hombres que lloran son valientes

En un mundo tan superficial como el que vivimos, ser vulnerable es un acto de valentía porque es algo totalmente autentico y genuino. Poder llorar cuando lo sientes sin tener que avergonzarte es un privilegio del que solo gozan los valientes.

En el mundo de los hombres el que se muestra más fuerte es el que manda, las lágrimas son vistas como símbolo de debilidad, así que el llorar te muestra como alguien débil y claramente no quieres verte débil ante una manada de hombres. Es como oler a pollo asado en una tribu de caníbales, no es muy buen presagio. Pero el hombre que entiende lo que es la verdadera fortaleza y vive en ella con confianza y sin la necesidad de demostrarle nada a nadie, sabe que la vulnerabilidad es una virtud y no una desventaja. No es que se ponga a llorar en frente de su jefe porque le hizo alguna corrección o porque se te partió una uña,  pero si tener la capacidad para expresar lo que siente, de llorar si así lo siente y no pensar que pierde la masculinidad por un par de lagrimitas.

La verdadera valentía es reconocer tus debilidades y enfrentarlas.

4. Los hombres que lloran son más cariñosos

Los hombres más cariñosos que conozco son aquellos que están más conectados con sus emociones de forma saludable.  Un hombre que llora está más conectado con sus emociones, y por lo tanto es más romántico y cariñoso que uno que tiene las emociones como un cactus.

Las mujeres queremos un hombre que pueda cambiar un caucho a mitad de la noche, pero también uno que pueda acariciarte el cabello o darte un besito en el hombro cuando estás descuidada.

Contar con un hombre cariñoso que no tema decirte un apodo lindo en público, que pueda acariciar tu brazo, darte un beso inocente en la frente cuando te saluda o se despide, y ser delicado a la hora de tratarte, es una de las cosas más deliciosas de la vida. No porque como mujer seas débil y tengas que ser tratada como si te fueses a romper, sino porque todos merecemos ser tratados con ternura y suavidad y todos sin excepción necesitamos el toque delicado del cariño que alguien pueda darnos.

5. Los hombres que lloran son más felices

Hay algo que yo llamo estreñimiento emocional y muchos sufren de este mal (me incluyo) es esa incapacidad de sacar afuera lo que sientes. El estreñimiento emocional causa infelicidad porque te llenas de toxinas emocionales y terminas intoxicado y amargado porque nadie que está estreñido está feliz.

Cuando te expresas de la forma adecuada haces que tus emociones fluyan  y todo lo que fluye permanece sano.

Bonus

¡¡Los hombres que lloran son sexyyyssss!!

 

 

Así que mis amores, cuando escuchen un hombre que les diga: “los hombres no lloran”, salga corriendo, ya, ahora, pero antes písele el dedo chiquito con el tacón a ver si no va a llorar.

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.