¡Empoderamiento Femenino!

Hace un tiempo atrás hice una entrevista para la página, a la youtuber Andrea Lunes, en la cual ella al dejar un mensaje final usó la palabra “empoderamiento femenino” invitando a todas las mujeres a recuperar los sueños y oportunidades que habían dejado a un lado en algún momento cualquiera fueran las circunstancias. Esto hizo eco en mi cabeza y me quedo como que dando vueltas;

EMPODERAMIENTO,  pero ¿con qué se come esta palabra?

Yo siempre me he caracterizado por ser una mujer que apoya a las mujeres. Mi familia está llena de mujeres fuertes e independientes que han sabido salir adelante aún en situaciones muy difíciles, mujeres que pueden ser catalogadas como “rebeldes” así que lo llevo en la sangre (gracias mamá). Muchas veces mis amigos me han dicho: es que “tú eres muy feminista” usando un tono algo despectivo, así que quise saber a ciencia cierta que significaba esa palabra e investigue varias cosillas acerca de ella y acá les traigo un poco de historia:

FEMINISMO, en mayúscula y negritas. Esta palabra ocasiona diversas reacciones debido a que por lo general muchas personas se imaginan un grupo de mujeres enardecidas que salen a la calle a quemar cauchos y a matar a los hombres, pero esto no es principalmente así (aunque algunas si lo hacen)

Básicamente el feminismo lo que busca lograr la liberación de la mujer y del hombre de los roles sociales que se han impuesto basado en el género, eliminando las jerarquías y desigualdades en los sexos. En cristiano lo que quiere decir es, que mujeres y hombres tengamos las mismas posibilidades, punto.

Pero ¿de dónde viene y por qué fue necesario?

No es un secreto para nadie que algunas personas en el mundo han sido mal denominadas por la sociedad como “inferiores” por diversas razones que no discutiremos en esta oportunidad, entre ellas están las mujeres. Siglos atrás el principal propósito de la mujer era realizar las labores del hogar, cuidar a los niños, y ser la esposa perfecta, quedando de lado en otros ámbitos importantes como la ciencia, la política, la religión, el arte, y muchos etcéteras.

Hasta que por ahí por el siglo XIX (19) algunas mujeres dijeron ¡BASTA! Se acabó la guachafita, y comenzó en Europa Occidental y Norteamérica el fabuloso FEMINISMO.

En ese período principalmente lo que las mujeres querían era conseguir su derecho al voto. Pero claramente la cosa no se quedó hasta allí sino que continúa hasta hoy, buscando que cada día la mujer tenga la posibilidad de tener los mismos derechos que poseen los hombres y luchando por borrar esa ridícula línea que por años ha dividido a los sexos mostrando a la mujer como el sexo débil o secundario y al hombre como un ser misógino que sólo quiere oprimir a la mujer.

Muy bien, ya enteradas un poquito acerca del feminismo yo hago una pregunta:

¿Qué es el empoderamiento femenino?

 

Según el diccionario la palabra empoderamiento quiere decir Adquirir poder e independencia por parte de un grupo social desfavorecido para mejorar su situación.

Por muchos años yo me sentí parte de un grupo social desfavorecido, no solamente por todo este tema de la supuesta “inferioridad de la mujer” sino también porque en mi interior me sentía insegura por muchísimas cosas, entre ellas mi físico, mi inteligencia y mi capacidad para relacionarme.

Tuvieron que pasar muchos años y muchas pruebas, para que pudiera recuperar mi tumbao y la confianza en mí misma y en Dios, entendiendo mi propósito y mi destino de GANADORA.

Es por eso que quiero comenzado una campaña que se llama #Mujereresmuchomásdeloquehascreído en donde te contaré una serie de cosas que a mí me han ayudado muchísimo a la hora  de EMPODERARME de quien soy y de la recuperación de los espacios abandonados de mi alma (por una Carla libre).

Ha sido un proceso doloroso que les iré contando, pero los resultados han sido deliciosos.

No solo voy a hablarles de mi, sino también de mujeres y hombres que han marcado el mundo, personas que han sabido dejar de lado las diferencias de género y con sus ejemplos me han ayudado a descubrir el poder que reside dentro de mi,  impactando mi vida y la de muchos otros con sus sorprendentes historias.

¡Mujer, eres mucho más de lo que has creído!

 

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.